Monday , 11 December 2017
Victor Batista, un dominicano en ascenso.

Victor Batista, un dominicano en ascenso.

La pasión por el voleibol le nace en Tamayo, Bahoruco, al Sur de la capital dominicana. Allí jugó en un campeonato juvenil interbarrial con el barrio Centro, hace unos 18 años. En ese torneo fue llevado a cancha a disputar un solo punto, a bloquear nada más que a Elvis Contreras (Peco). “Él ya -para ese entonces- le pegaba como un animal”, dice. La bola cayó fuera. Luego vino a la capital a jugar con Bameso y desde ahí todo es ascenso. “Mucho sacrificio y el no conformarme en ser uno más del montón. El deseo de estas entre los mejores”, define Batista la clave para alcanzar tantos logros.

Pertenece a la selección nacional desde 1997. Disputará la final de liga, a partir de mañana, en Israel, donde juega para el Maccabi Tel Aviv.

Los campeonatos locales alcanzados con Bameso son varios, pero veamos en ultramar. En el voleibol colegial de los Estados Unidos conquista el campeonato de la nación de la NCAA con la universidad de Brimgham Young en 2004 y al año siguiente All American, un honor con el que cuentan pocos criollos y que éste repite en 2005.

La lista sigue en el nivel profesional. En 2008, jugando con los Indios de Mayagüez se gana el premio de Jugador Más Valioso; en 2010 gana el campeonato nacional de España y también es Más Valioso, y repite esa hazaña en 2011 con igual premio de JMV. Ese mismo año gana la Copa del Rey, todos esos triunfos con el Teruel (CAI).

Pero, además, ha jugado en Estados Unidos (2007 y 2009); en Turquía (2008, con el Tokat), en Italia (temporada 2008-2009, Crema) y en Alemania (20013, VfB Friedrichshafen)- ¿Y no eres millonario? “Jajaja. Quizá en pesos”. Es casado con Nicolette Batista, con quien tiene cuatro hijos, en Utah, Estados Unidos, donde residen. Pertenece a la religión mormona.

  • Un círculo exclusivo

Batista es uno de cuatro dominicanos que han ganado un título de División I de la NCAA. Al Horford (baloncesto, Gators de Florida, 2006 y 2007); María Paula Vilas (boliche, Maryland Eastern Shore, en 2011 y 2012) y Emil Santos (tenis de mesa, Texas Wesleyan University, en individual y por equipos, 2013) y Batista en 2004.

Muchos logros para un jugador que se siente “cerca de ser el JMV” en Israel, y pensar que no le atraía el voleibol. “Me gustaba más el baloncesto”, dice.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook