Monday , 11 December 2017
Premios Soberanos 2014

Premios Soberanos 2014

El actor Cuquín Victoria, perteneciente a una generación que dejó su impronta en la televisión y en otros escenarios, celebró en el Teatro Nacional el trofeo de “El Gran Soberano” que le fue entregado anoche al cierre de la ceremonia de los Premios Soberano, de manos del presidente de la Cervecería Nacional Dominicana, Franklin León, y del presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), José Antonio Aybar, con el que reconocieron no sólo la labor destacada del pasado año, sino una trayectoria de más de cuarenta años.

Cuquín forma parte de una generación de artistas que se destacaron en la comedia por su calidad y condiciones histriónicas. En su tránsito por la escena compartió con los ya fenecidos Freddy Beras Goico, Milton Peláez, Julio César Matías y Luisito Martí, entre otros. Cecilia García, Roberto Salcedo y Felipe Polanco fueron sus compañeros en programas de la empresa Televisa, especialmente en El Show del Mediodía.

“Yo quiero agradecer profundamente a todos los miembros de Acroarte por tomarme en cuenta. Y lo comparto con Fefita La Grande y Sergio Vargas. Así como mis amigos, y mi familia. No piensen que este es el último, porque como dicen los músicos, ahora es que falta mambo”, dijo Victoria.

De la producción

El espectáculo que acompañó la gala con la que Acroarte celebró el 30 aniversario arrancó con el segmento que tuvo como figura estelar a Johnny Ventura, acompañado de talento joven y bien acoplado a un adecuado montaje coreográfico.

Un popurrí muy conocido le dio forma al segmento que le allanó el camino a la producción artística, luego de una larga rutina de Roberto Cavada y Michael Miguel, quienes desempeñaron sus roles ajustados a un guión que les permitió pocas cosas.

En un show en vivo todo es posible, pero la gala de Premios Soberano no es cualquier cosa, se invierten millones para que se eviten esos “pequeños detalles”. El micrófono no funcionó en segmentos vitales. El maestro Solano, cuando rindió tributo a los compositores no se escuchó. Lo mismo sucedió cuando el presidente de Acroarte presentó a Juan Luis Guerra como el primero en ser distinguido con el Soberano Solidario.

Los segmentos protagonizados por Rafael Solano, el tributo a Toque Profundo por sus 25 años, así como el que asumieron Vakeró y Mozart La Para pasaron la prueba.

René Brea, director artístico de premios Soberano, evidenció niveles de crecimiento con su nueva propuesta escénica. A pesar de que mejoró las notas, todavía prevalecen errores por corregir.

No se entendió el afán de poner a competir a figuras de la talla de Maridalia Hernández y Jorge Taveras con la escenografía. Imperdonable que cuando se rindiera tributo a los fallecidos, los primeros tiros de cámara se enfocaran en presentar la escenografía. El recurso de proyectar las imágenes en ella pasó sin pena ni gloria. Una dirección errática de cámaras impidió que el televidente pudiera apreciar la producción de televisión por los constantes movimientos de cámara.

Ver a Julie Carlo y a Daniel Díaz Alejo motivar el homenaje de Bonny Cepeda fue como anillo al dedo al segmento que transportó a una generación a décadas pasadas.

Ganadores y sorpresas

El cine fue el más premiado en la gala, con las tres estatuillas que recibió la película “¿Quién manda?”.

Juan Luis Guerra se convirtió en el primer artista en recibir la estatuilla de “Soberano Solidario”. Agradeció a todo su equipo de la Fundación Juan Luis Guerra el apoyo que le dan para llevar a cabo su labor filantrópica.

El colombiano Carlos Vives recibió el segundo trofeo de “Premio Solidario”, en un segmento en el que tuvo una breve actuación.

Los cronistas que eligieron sorprendieron a la audiencia con sus decisiones.

No se explica cómo Daniel Sarcos se alzó con dos estatuillas. Tampoco cómo Cecilia García perdió de Aleja Johnson, luego de su excelente rol en “Glorious”.

Otra distinción que no se entendió fue la de Jatnna Tavárez, al dejar con las manos vacías a Luz García, a quien el director de cámara ya tenía ubicada.

Michel Camilo brilló el pasado año internacionalmente, pero le ganó Aisha Syed. No se entendió que De Extremo a Extremo le ganara a Chévere Nights.

El cierre salsero con la participación de Oscar D’León, El Canario y Chiquito Team Band fue pasada la medianoche, recordando viejos episodios que se creían superados, al extenderse a más de tres horas el espectáculo.

La alfombra se quedó con una agenda pendiente

La Alfombra roja de los Premios Soberano inició fría, y así continuó durante la transmisión completa. Salvo uno que otros momentos, la producción adoleció de elementos que despertaran el interés de los televidentes.

El video de las anécdotas de celebridades de pasadas alfombras les quedó muy bien. Otro punto positivo fue el espacio dedicado a la Asociación de Cronistas de Arte, en la que su presidente, José Antonio Aybar, dio detalles del proceso de elección y nominación de los artistas al premio.

No se entendió el reportaje de “coba” del director artístico de la gala, René Brea, así como la Tuto Guerrero, quien aparece en un momento dándole instrucciones a José Guillermo Cortines, quien estuvo en la conducción, junto a Alexandra Malagón.

Completaron el equipo Hony Estrella, Iamdra Fermín, Raúl Grisanty Junior, Ana Carmen León y Radhamés Espíritu. Un trabajo rutinario que no impactó, salvo el color que le imprimía Hony.

Llamó la atención que esta vez Raulito Grisanty no fue aprovechado, y sólo se limitó a la presentación del “selfie”, el cual se perdió en la pantalla.

En la agenda pendiente quedó darle mayor participación a los talentos a su llegada, pues gran parte de los entrevistados no eran nominados. Tampoco se vio la llegada de los artistas.

Por dentro

El chiste más aplaudido: el gobierno no se va a quedar atrás, y van a empañetar la Luna. Dicho por El Boli.

La gente rió de buena gana al principio, y luego no entendieron los chistes relacionados con Cuba.

Johnny Ventura en una mega producción electrónica con jóvenes valores como Tueska y Alina Vargas, y luego La sorpresa de Aura, La Nueva Escuela, Sensato del Patio, la gente de pie en el teatro, Jhovanny Polanco, Krisppy, El prodigio terminaron, y luego todos a escena para un gran final del primer segmento.

Muy bien recibido Niní Cáffaro en el segmento de homenaje a Toque profundo; Alex Matos y El Añoñaito y detrás todos los rockeros del país.

El teatro recibe de pie el Soberano Especial de Toque Profundo, gritos de alegría.

La frase de la noche: David Mahler eres mi fuerza. ¡Te amo! Nashla Bogaert.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook