Saturday , 16 December 2017
Los brasileños dando los ultimos retoques para FIFA 2014

Los brasileños dando los ultimos retoques para FIFA 2014

Una parte del techo del estadio mundialista de Sao Paulo, que se derrumbó tras caerle encima el brazo gigantesco de una grúa, quedó reparada el lunes, tres meses antes de que el inmueble sea sede del partido inaugural de Brasil 2014, informaron constructores en el país.

En tanto, otro estadio que será sede del Mundial, en la ciudad amazónica de Manaos, presentó algunos problemas la víspera, durante el partido que marcó su inauguración.

El accidente ocurrido a finales del año pasado mató a dos trabajadores y causó destrozos significativos en el estadio Itaquerao, lo que provocó una demora en las obras. En estas circunstancias, el inmueble no será entregado a la FIFA sino un mes antes del partido entre Brasil y Croacia, que marcará el comienzo del Mundial el 12 de junio.

La firma constructora Odebrecht informó el lunes que llevó casi seis horas la instalación de la estructura metálica de 420 toneladas y 77 metros (250 pies) de largo, dispuesta en forma paralela respecto de una de las líneas de meta.

Odebrecht dijo que el Itaquerao está construido al 98% y debe estar listo el 15 de abril, pero el secretario general de la FIFA, Jerome Valke, dijo recientemente que el inmueble sólo estaría concluido a mediados de mayo.

El Itaquerao fue uno de los seis estadios que no estuvieron listos para finales del año pasado, como quería la FIFA. Otro de esos inmuebles, en Manaos, se inauguró el domingo, con un partido del campeonato local, entre Nacional y Remo.

Sin embargo, algunos espectadores que asistieron al encuentro informaron que había varios detalles inconclusos en la Arena da Amazonia.

También la prensa local reportó una serie de problemas en el inmueble, al que asistieron unas 20.000 personas el domingo, incluidos los trabajadores que ayudaron en la construcción.

Algunos baños no estaban concluidos, y había fugas de agua en partes del techo del estadio, que tiene una capacidad para 44.000 espectadores. Asimismo, varios asistentes se quejaron de las largas filas en los puestos de comida o reportaron que se les vendieron boletos para butacas inexistentes.

Los organizadores del Mundial en Manaos afirmaron que tratarán de corregir los problemas para otros dos partidos previstos en el estadio, que está terminado al 98%.

“Por eso tendremos estos eventos de prueba”, dijo Miguel Capobiango, uno de los funcionarios a cargo de los preparativos en la ciudad.

La Arena da Amazonia costó cerca de 290 millones de dólares, unos 70 millones más de lo previsto originalmente. La construcción estuvo marcada por la muerte de tres trabajadores, entre ellos un portugués de 55 años que murió en un accidente el mes pasado mientras desmontaba una grúa que se utilizó para instalar el techo.

Hay ahora nueve de 12 estadios terminados. Los inconclusos, además del Itaquerao, son la Arena Pantanal en Cuiabá y la Arena da Baixada en Curitiba, que el mes pasado estuvo a punto de ser eliminada como sede debido a los graves retrasos en las obras

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook