Monday , 11 December 2017

La Apertura en 2015 por el DR-Cafta es un Duro Reto Para la Industria Dominicana

SANTO DOMINGO. Al acercarse la fecha de desgravación de los productos industriales que provengan de los países miembros del acuerdo de libre comercio entre cinco naciones centroamericanas, Estados Unidos y República Dominicana (DR-Cafta), las autoridades dominicanas han puesto mayor interés, y ayer lanzaron la estrategia “En ruta al 2015, fortaleciendo capacidades para competir”, debido a que esta medida tendrá un fuerte impacto en la industria nacional.

Para algunos sectores industriales la desgravación o cero arancel para los productos industriales a partir de 2015, la cual comprende la liberalización de 1,018 líneas arancelarias (962 productos), podría provocar la pérdida de cientos de empleos por la falta de competitividad que enfrentan los productores dominicanos.

El presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y la Provincia Santo Domingo (AEIH), Víctor Castro, precisó que en lo primero que afectará la desgravación que se avecina sería en la pérdida de empleos. “Cuando abrimos los mercados, nosotros vamos a permitir que muchos productos, que hoy se fabrican en el país, vengan a competir con los nuestros en condiciones desiguales, con productores que no tienen que pagar una doble energía eléctrica”, precisó.

La desgravación arancelaria comprende a productos como extractos de malta, algunas carnes, productos de pastelería, jugos, licores, bebidas fermentadas, tabaco, bloques, ladrillos para construcción, tubos, cables, varillas y alambres rellenos para soldadura.

Pero el dirigente industrial manifestó que “no nos podemos poner a lamentarnos, tenemos que ocuparnos, para tratar de reconvertir la industria en el país, y el gobierno tiene que preocuparse por bajar esos índices de competitividad que son tan malos”.

Sin embargo, a decir del ministro de Industria y Comercio, José del Castillo, la desgravación que se producirá en 2015 es un reto, pero también una oportunidad para que los productores dominicanos puedan incrementar sus exportaciones, y así mejorar la posición del país en la balanza comercial. “El Ministerio de Industria y Comercio, a través de la Dirección de Comercio Exterior, ha lanzado esta estrategia nacional con miras al 2015, que es la fecha de desgravación, y vamos a tener talleres de capacitación, seminarios, talleres, canalización de cooperación internacional, y apoyo directo a los sectores productivos, a los fines de que puedan aprovechar la ventaja de ir al mercado de Estados Unidos”, indicó.

Asimismo, el embajador de Estados Unidos en el país, James W. Brewster, quien participó en la actividad que tuvo una gran asistencia de funcionarios y empresarios, manifestó que al pasar ya nueve años del DR-Cafta, las relaciones comerciales entre la nación norteamericana y República Dominicana se han fortalecido.

Además, Brewster consideró que el DR-Cafta contiene innumerables oportunidades que todavía no han sido exploradas, tanto en los Estados Unidos como en los demás países de miembros del tratado de libre comercio.

“República Dominicana tiene características únicas, por su condición geográfica, bajos costos laborales, infraestructura portuaria, zonas francas industriales y fuertes lazos culturales que auguran un crecimiento continuo y permanente, mientras que en China y otros países los costos laborales y de transporte continúan en aumento, República Dominicana está muy bien posicionada para conquistar estos mercados”, indicó.

En tanto que la vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), Circe Almánzar, expresó que habrá que esperar para saber cómo afectará ese paso de desgravación al empleo formal, a las recaudaciones del gobierno, a la balanza comercial, al déficit en las finanzas públicas y a la estructura productiva del país.

Pero afirmó que aunque ya se han quedado atrás las quejas del déficit comercial entre República Dominicana y los miembros del DR-Cafta, hoy día el país enfrenta un 1,000% más de déficit comercial.

En tanto que el presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo (CCPSD), Pedro Pérez, quien también participó en la actividad, expresó que el comercio bilateral como porcentaje del PIB entre la República Dominicana y sus socios comerciales experimenta una tendencia preocupante a la baja que hay que revertir. “Nuestro país, en relación a Estados Unidos, ha experimentado una disminución al pasar de un 25% del PIB en 2007, a menos de un 19% en el año 2013. Y el déficit comercial creciente entre ambos países ha pasado de 1,800 millones de dólares a 3,000 millones de dólares en igual período de tiempo”, indicó.

Problemas de competitividad

El problema de República Dominicana ante la desgravación arancelaria es que se enfrentará a las importaciones que se generarán en 2015 de países con mayores niveles de competitividad. Tal es el caso que República Dominicana ocupa el puesto 105 en el Índice Global de Competitividad (GCI) 2013-2014, en el que Estados Unidos ocupa el puesto 5, Costa Rica el 54, Guatemala el 86, El Salvador 97, Nicaragua 99 y solo Honduras, con el puesto 111, ocupa un lugar más bajo que este país en competitividad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook