Monday , 11 December 2017
Hanley, recuperado y lista para la temporada

Hanley, recuperado y lista para la temporada

Recuperado de las lesiones, más ambicioso que nunca en una temporada crucial y ante todo muy bromista. Así es que Hanley Ramírez emprende 2014 con los Dodgers, el equipo a vencer en el Oeste de la Liga Nacional.

Primero, el lado jocoso del campocorto dominicano, que se puede seguir a través de su cuenta en Instagram.

En uno de sus recientes vídeos cortos, Ramírez se escondió detrás de las ropas colgadas en el casillero de su compatriota Juan Uribe, saltando súbitamente para darle un susto al tercera base. Ahora, la parte seria del jugador de 30 años.

Los Ángeles, la franquicia cuya nómina oscila entre los 230 y 240 millones de dólares para ser la más cara en las Grandes Ligas, se quedó al umbral de la Serie Mundial la pasada temporada, al verse frenados en parte cuando Ramírez sufrió la fractura de una costilla al ser impactado por una recta del abridor de los Cardenales Joe Kelly en la serie de campeonato del Viejo Circuito.

Pese a la lesión, intervino en el resto de la serie, pero no gravitó mientras San Luis se imponía en seis juegos.

“Eso ya no tiene remedio. Ahora estamos en 2014 y queremos intentarlo otra vez”, dijo Ramírez. “El objetivo es el campeonato”.

La valía de tener a un Ramírez en plenitud se comprobó en los playoffs del año pasado, al conectar ocho hits en 16 turnos en la victoria, además de igualar un récord de postemporada de los Dodgers con seis extrabases, al vencer a Atlanta en la serie de primera ronda. “Todo hubiese sido diferente con un Hanley sano”, se lamentó el primera base mexicano Adrián González.

Agente libre

Esta campaña es vital para el futuro de Ramírez, cuyo traspaso de los Marlins a Los Ángeles a mediados de 2012 sirvió para revitalizar una carrera que se había empantanado tras el brillante 2009 en el que figuró segundo en la votación al Jugador Más Valioso.

Podrá declararse agente libre al final de la temporada, a menos que los Dodgers lo aten con una extensión.

Amén de su producción con el bate, Ramírez también tiene que despejar dudas sobre su condición física, al considerar que en dos de sus últimas tres campañas no pasó de los 100 juegos debido a dolencias.

“Quiero ser un Dodger de por vida”, afirmó Ramírez. La de 2013 fue una campaña en la que Ramírez comenzó en la lista de incapacitados al lastimarse el pulgar derecho durante el Clásico Mundial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook