Monday , 23 October 2017
En lucha contra el cáncer de mama

En lucha contra el cáncer de mama

¿Sabías que el cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres? De hecho, supone el 30% de los cánceres femeninos en nuestro país y se calcula que una de cada diez-doce mujeres lo llegará a padecer a lo largo de su vida, según datos de la Unidad de Senología de la Clínica Planas.

Ante estos datos tan preocupantes, lo más importante es potenciar la mejor manera que existe de luchar contra él: prevenirlo y apostar por un diagnóstico precoz de la enfermedad.

Factores de riesgo

No existe nada que sea absolutamente determinante para esta enfermedad. De hecho, alrededor del 50% de los casos que se dan no están relacionados con estos factores de riesgo, aunque nunca está de más tenerlos en cuenta:

– La edad de mayor riesgo se sitúa a partir de los 45 ó 50 años en adelante.

– Las mujeres que tuvieron la primera regla muy pronto o la menopausia muy tarde pueden estar dentro del grupo de riesgo.

– Al parecer, no haber dado lactancia o haberlo hecho durante menos de seis meses también puede influir en la enfermedad.

– Tener el primer hijo tarde puede ser un factor más o menos decisorio.

– Llevar hábitos perjudiciales como fumar, tomar alcohol en exceso, una vida sedentaria o una mala alimentación es, como para todos los tipos de cáncer, un factor de riesgo.

– También se puede hablar de un factor genético, hereditario, que supone entre el 5 y el 10% de todos los casos de cáncer de mama en nuestro país.

Sin embargo, como ya hemos comentado, estos factores de riesgo no están íntimamente ligados a la enfermedad. La solución está, por tanto, en la prevención.

Prevención y diagnóstico precoz

Aunque, como ya hemos dicho, nada puede evitar el cáncer de mama al 100%, sí hay algunos hábitos saludables que podemos poner en práctica. El Dr. Miguel Prats de Puig de la Unidad de Senología de Clínica Planas nos recomienda: – Hacer ejercicio con regularidad

– No fumar

– Tener una alimentación sana y una dieta equilibrada que nos aporte niveles adecuados de Vitamina D (que se fija con la exposición al sol y el ejercicio). Todo esto “disminuye los riesgos de una manera discreta pero significativa”, reconoce el doctor, pero no los elimina.

Por eso, es vital hacerse una autoexploraciones de mamas cada semana y revisiones y mamografías periódicas ya que, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), “las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100%”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook